Noticias
BRASIL

2019-11-05

CSPB repudia las declaraciones del ministro de Economía de Brasil


El presidente de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB) y vicepresidente 1º de la CLATE, João Domingos Gomes dos Santos, rechazó las recientes declaraciones del ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, en contra de los trabajadores del sector público. “Exigimos que se retracte”, dijo el dirigente.


Prensa CLATE / CSPB


Para el titular de la CSPB, el ministro de Economía “utilizó este discurso vil para poner a la opinión pública en contra de los servidores públicos y de esa manera justificar el paquete de medidas que pretende implementar con su reforma Administrativa, que es otro mecanismo de desmantelamiento de los servicios públicos del país”.


En una entrevista al diario Folha de Sao Paulo, Guedes dijo que los ricos saben capitalizar sus recursos, mientras que los pobres no ahorran. “Un niño, desde muy temprano, sabe que es un ser de responsabilidad cuando tiene que ahorrar. Los ricos capitalizan sus recursos. Los pobres consumen todo”, declaró el titular de la cartera de Economía de Brasil.


Además, el ministró atacó a los servidores públicos: “Los servidores son detestados y temidos por la opinión pública. Nadia abraza a los funcionarios públicos, porque nadie los ve como servidores, sino como autoridades. El trabajador estatal es esa persona que, cuando vas a hacer un trámite, te trata mal”.


En respuesta a estas declaraciones el máximo representante de la CSPB, João Domingos Gomes dos Santos, afirmó: “La ofensiva del gobierno contra los servidores públicos no tiene ninguna relación con la realidad. Trata de esconder la esencia del problema: presupuestos cada vez más escasos para el financiamiento de los servicios esenciales a la población, en conjunto con la sobrecarga profesional resultante de la fórmula insostenible de recortar inversiones mientras crece la demanda por salud, educación, seguridad, previsión social y demás servicios que aún ofrece el Estado”.


“Como si no bastara la insatisfacción de los trabajadores del sector público con la eliminación abrupta de sus derechos y garantías constitucionales que garantizan la buena ejecución de sus actividades, el gobierno, de manera cobarde, atribuye a estos profesionales los problemas resultantes del vaciamiento en curso”, señala João Domingos.


“Es mediante la atención a la población –agrega el dirigente– que el Estado se hace presente en la vida de los ciudadanos aportantes. Tener servicios de calidad ofertados por el Estado recaudador es lo que legitima el cobro de impuestos a la población. Usar una parte significativa de esos recursos para remunerar creedores de una deuda pública jamás auditada y sobre la que recaen fuertes sospechas de irregularidades es mantener privilegios incompatibles con la realidad social del país”.


Y finaliza: “Preservar este escenario criminal y al mismo tiempo atacar a los servidores públicos solo contribuye a general el caos. Repudiamos esta infeliz declaración y exigimos que se retracte”.



Compartir en FB
<anterior            próxima>