Noticias
CHILE

2019-10-19

Contra el estado de emergencia y por el legítimo derecho a la protesta


Continúan en Santiago, capital de Chile, las protestas de estudiantes y trabajadores contra los aumentos anunciados en el transporte público de pasajeros. Las organizaciones de estatales nucleadas en la CLATE son parte de los reclamos para defender “el legítimo derecho a la protesta” y oponerse rotundamente a la aplicación de la Ley de Seguridad Interior. La Confederación y sus organizaciones miembro acompañan a los trabajadores y el pueblo chileno en su lucha.


Prensa CLATE / ANEF


Tras las protestas de ayer protagonizadas por los estudiantes y los trabajadores, las calles de Santiago amanecieron este sábado copadas por militares, en específico, las provincias de Santiago y Chacabuco donde aplica el Estado de Emergencia decretado por el presidente Sebastián Piñera.

 

El balance oficial presentado por las autoridades hoy indica que 308 personas fueron detenidas durante las manifestaciones y que hay 156 uniformados lesionados y 11 civiles heridos. Pero las organizaciones estudiantiles y de trabajadores indican que ese número podría ser mucho mayor.

 

En ese marco, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales –ANEF- expresó su “pleno compromiso con las demandas ciudadanas y su tajante rechazo a los anuncios efectuados por el Gobierno y la derecha; de aplicar la Ley Interior de Seguridad del Estado en contra de los ciudadanos y estudiantes que evadan o se manifiesten bloqueando la circulación de los vagones del Metro de Santiago”.

 

A través de un comunicado, esta organización que integra la CLATE, lamentó “que el Gobierno y su conglomerado político no comprendan las necesidades de la gente e insistan en imponer alzas en los combustibles y, por ende, en todos los servicios de uso cotidiano de las personas. Lamentamos que se empeñen en criminalizar la protesta social contra los abusos, expresada hoy en la evasión del transporte, difamando a los manifestantes, calificándolos de vándalos o delincuentes, cuando en verdad se manifiestan masivas voluntades hastiadas de políticas insensibles e insensatas que afectan la dignidad de ciudadanos y ciudadanas y, nos recuerdan  los atroces momentos de la dictadura pinochetista respaldada por la derecha”.


Con respecto al anuncio que desató las protestas, la ANEF recordó que “se trata de la vigésimo segunda ocasión que va del año en que el Panel de Expertos, el cual fija el valor del transporte público, aumenta el precio de los pasajes dejando en 830 pesos el costo del metro en horario punta y 750 en horario valle, mientras que el pasaje de micro subió a 710 pesos; lo que representa un aumento de 30 y 10 pesos respectivamente”.

 

Y agregan: “Datos comparativos golpean brutalmente la vida de las personas al conocer que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) señala que desde 2010 a la fecha la mediana de los ingresos reales de los trabajadores/as asalariados ha aumentado en un 39,69%, alcanzando a 450 mil pesos promedio el sueldo en el 2018; no obstante inversamente proporcional, el pasaje del ex Transantiago hoy denominada Red, tuvo una variación de 65,96% subiendo de 470 pesos a 780”.

 

Los y las trabajadoras y los estudiantes, desde siempre, han sido los motores de cambio en la historia de la humanidad. Como la “revolución de la Chaucha”, expresión de desacato popular efectuada el 16 y 17 de agosto de 1949, en Santiago, con motivo del alza del valor del transporte colectivo en 20 centavos de pesos. Esos días los estudiantes salieron a protestar apoyados por los empleados fiscales y los obreros.

 

La ANEF, al igual que la Comisión Chilena de Derechos Humanos,  afirma que “las masivas evasiones en los metros no constituyen delito, sino el legítimo ejercicio del derecho a la protesta social contra el abuso institucionalizado. La brutalidad de la represión, en este contexto, deja al descubierto el carácter policial y de coerción que adquiere el Estado nacional contra ciudadanía y sus demandas”.

 

Y reconoce que “este Gobierno no aprende de la historia al abusar de la economía cotidiana de trabajadores y trabajadoras, los cuales ya no tienen otro camino que la movilización social. Si esta situación no es resuelta racionalmente, se verán enfrentados a una masiva protesta, y la derecha y los empresarios serán los responsables de la convulsión ciudadana que pueden precipitar las duras alzas que arrinconan al mundo del trabajo y a los estudiantes”.

 

Para finalizar, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales “defenderá el derecho legítimo a la protesta y se opone a la aplicación de la Ley de Seguridad Interior porque criminaliza situaciones que en el cotidiano no revisten el carácter de delito, como lo es la actual acción protestataria. Amparados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, defendemos el derecho a la protesta y la desobediencia social ante el abuso reiterado e institucionalizado”.

 

Por su parte, Ramón Chanqueo Filumil, secretario general de la  Confederación Nacional de Funcionarios Municipales (ASEMUCH) informó también que por acuerdo de la Mesa Social  de Chile se presentará hoy mismo una carta en La Moneda “en rechazo al Estado de Emergencia” y que las organizaciones sociales y sindicales chilenas analizan de manera conjunta las acciones por venir en los próximos días.

 

Asimismo, la Confederación y sus sindicatos miembro de toda la Región, han hecho llegar a sus compañeros trabajadores estatales y municipales chilenos toda su solidaridad en estos momentos de movilización y expresaron nuevamente su rechazo a las políticas neoliberales que vienen siendo denunciadas en todo el continente y que día a día generan más rechazo popular en las calles de nuestros países hermanos.

 

El rechazo a los aumentos

 

Durante toda la semana, miles de jóvenes se han movilizado en Chile para llamar a la "evasión masiva" en el sistema de transporte subterráneo del Metro de Santiago (capital) en rechazo al aumento del pasaje. La convocatoria es “a no pagar el valor impuesto para usar este servicio, que supera un dólar, y lo convierte en uno de los más caros de la región”.

 

Según el presidente del sindicato del Metro, Eric Campos, "los más pobres terminan pagando gran parte de su ingreso en un servicio cuando, en realidad, nosotros entendemos que un transporte de calidad con una tarifa justa es un derecho". Asimismo, el dirigente en conferencia de prensa realizada hoy llamó “a los trabajadores de Metro a NO presentarse a la Empresa este fin de semana porque no hay condiciones de seguridad. Nosotros no estamos disponibles para un Dialogo Social con los militares en la calle”.


Compartir en FB
<anterior            próxima>