Noticias
PARAGUAY

2019-08-15

Narciso Castillo: “Este gobierno está entregando nuestra soberanía energética”


Organizaciones sindicales, sociales y políticas del Paraguay realizaron este miércoles 14 de agosto una nueva jornada de protestas para exigir el juicio político del presidente Mario Abdo Benítez y del vicepresidente Hugo Velázquez, tras la firma del acuerdo secreto de Itaipú. La Unión Nacional de Trabajadores del Estado (UNTE-SN), integrante de CLATE, estuvo presente en las movilizaciones.


Prensa CLATE


Miles de personas marcharon este 14 de agosto por el centro de Asunción al grito de “Elecciones ya”, para rechazar una vez más el acuerdo secreto firmado entre los gobiernos de Paraguay y Brasil, relacionado con la compra de energía de la hidroeléctrica binacional Itaipú. Los manifestantes piden el juicio político de Mario Abdo Benítez y su vicepresidente, por poner en riesgo la soberanía nacional.


La movilización partió de la Plaza Italia y finalizó frente al Panteón de los Héroes, donde se realizó el acto central.


“Estamos pidiendo el juicio político del presidente y del vicepresidente, porque ambos están inmersos en las negociaciones de este acuerdo para favorecer empresas de familiares, poniendo los intereses particulares por encima de los intereses nacionales”, denunció el secretario general adjunto de la UNTE-SN, Narciso Castillo.


“A la crisis económica y social que ya enfrentaba el país, se le suma ahora esta crisis política. Claramente este gobierno está entregando la soberanía energética de nuestro país”, afirmó.


“Este escándalo ha generado la reacción de la población y se han realizado acciones permanentes, con protestas y cortes de ruta en todo el país”, explicó.


Las movilizaciones han sido convocadas por los principales partidos políticos de oposición, entre ellos, el Partido Liberal Radical Auténtico y el Frente Guasu, con el apoyo del movimiento estudiantil y campesino.


Crisis oligárquica


Narciso Castillo señaló que el país vive una “crisis oligárquica”, ya que el partido de gobierno, el Partido Colorado, está fragmentado entre el sector que apoya a Mario Abdo Benítez y el que encabeza al ex presidente Horacio Cartes. “Son enfrentamientos de orden oligárquico entre fuerzas económicas muy fuertes en Paraguay”, sostuvo.


El presidente cumple hoy su primer año de mandato con altos niveles de desaprobación. “Este es un gobierno débil, deslegitimado, sin apoyo popular. Según las últimas encuestas, el 75% de la población lo rechaza”, informó Castillo.


El actual mandatario es hijo de Mario Abdo Benítez, ex secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, que gobernó el Paraguay desde 1954 hasta 1989. “El presidente tiene en su sangre la dictadura, la represión, la persecución a los sectores sociales y líderes políticos, y lo está replicando actualmente en su gobierno”, expresó el dirigente de la UNTE-SN.



Compartir en FB
<anterior            próxima>