Pensamiento Crítico
PENSAMIENTO CRITICO

2019-07-12

Trato inhumano y aberrante a migrantes en la era Trump


El Presidente Trump, al arribo a la Casa Blanca, ha puesto su mirada en el colectivo de inmigrantes estableciendo como uno de los temas prioritarios de su política de gobierno impulsando medidas y acciones extremadamente duras las cuales han generado un alto rechazo dentro y fuera del país.


Por César Osterrieth (director de Migraciones CLATE)


Las personas migrantes bajo la lupa de Donald Trump, más parecido a una cacería de brujas, se encuentran en condiciones de vulnerabilidad donde las medidas tomadas para este colectivo son dramáticas: separación de las familias, creación de centros migrantes, la construcción de un muro con el límite de México, y mecanismos que en muchos casos se ven vulnerados los derechos, ya que en muchos casos no cuentan con audiencias ante jueces y las penas son severas, e incluyen la imposibilidad de reingresar a Estados Unidos  



El escenario de los centros de migrantes en Estados Unidos es alarmante. Un grupo de abogados que realizó una visita a los centros ubicados en el Estado de Texas sacó a la luz las condiciones de insalubridad que padecían las personas migrantes, con menores no acompañados en condiciones de hacinamiento y de inseguridad sobre sus vidas.


Según informaciones  de prensa, estos centros de detención no cumplen con los estándares mínimos establecidos por las propias autoridades de Inmigración y Aduanas, sometiendo a las personas migrantes a compartir celdas superpobladas por hombres, mujeres y  niños, sin acceso a servicios de alimentación, salud e higiene.


Estamos frente a situaciones que se puede considerar de tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, a las que se ven sometidas las personas migrantes, sin distinción de edad ni de sexo, atentando además contra la legislación internacional que protegen a infantes y adolescentes.


Activistas, congresistas y políticos se han presentado  para alzar la voz en contra de las condiciones de reclusión de los migrantes y peticionando por acciones concretas en beneficio de los mismos, considerada por Trump como una "emergencia humanitaria".


"Si los inmigrantes ilegales no están satisfechos con las condiciones de los centros de detención construidos o reacondicionados rápidamente, solo díganles que no vengan. ¡Problema resuelto!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.




La justificación deshumanizante en declaraciones en diferentes medios de comunicación del presidente Donald Trump, pone de manifiesto su política colonialista, esclavista, xenofóbica y racista no respetando a la dignidad de las personas y sumiendo a las mismas a todo tipo de vejaciones, humillaciones, y trato inhumano atentando contra con la vida.


Los trabajadores migrantes frente a la política impulsada por la Gestión Trump genera el aumento de la discriminación laboral, promoviendo la desigualdad en las condiciones laborales, en el acceso a los derechos sociales de los trabajadores  migrantes y sus familias y fundamentalmente a la Libertad principio dicha gestión avasallo.


Por ello la Confederación Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE), nos pronunciamos en contra de la política migratoria de la gestión de Donald Trump la cual no respeta a la persona humana y  acompañamos a las diferentes voces que claman por el fin de dichos centros y que se promuevan políticas el respeto, libertad y  justicia.


Inspecciones y denuncias


La situación en los centros de detención de inmigrantes en Estados Unidos ha sido denunciada recientemente por legisladores y organizaciones civiles. Ahora también se refleja en un informe de un organismo de control del gobierno estadounidense, que calificó la situación en los centros del estado de Texas de "hacinamiento peligroso" e instó a las autoridades a actuar. Los inspectores visitaron siete centros en el valle del Río Grande.


Los inspectores encontraron que el 30% de los niños detenidos permanecieron recluidos durante más de las 72 horas permitidas. Algunos no tenían acceso a duchas o comidas calientes y tenían poco acceso a ropa limpia. El informe establece que estas condiciones contradicen directamente las propias normas de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.


Compartir en FB
           próxima>