Noticias
ARGENTINA

2019-05-14

Se presentó el libro de Carlos Custer, fundador de la CLATE


El lunes 13 de mayo, en Feria del Libro de Buenos Aires se presentó el libro “Carlos Custer. Apuntes de una vida”, escrito por Marcelo Paredes y editado por la ATE. Estuvo presente el histórico dirigente Carlos Custer junto a su familia, compañeros de militancia y amigos. La CLATE dijo presente a través de su Presidente, Julio Fuentes, otro de sus fundadores, Luis Iguini, de la COFE de Uruguay y Raúl de la Puente, dirigente histórico de la ANEF de Chile.


Prensa CLATE


La Sala Julio Cortázar de la Feria del Libro, en el predio de La Rural, se colmó cerca de las siete de la tarde. Custer llegó rodeado de su familia, su mujer Gloria, sus hijos Ignacio, Silvina y Gabriela, sus nietos y nietas y hasta su hermana mayor. Estaba feliz y nervioso también. Y no era para menos. Fue una tarde de grandes emociones.

 

Llegaron también para acompañarlo en la presentación del libro que cuenta algunos tramos de su vida y su militancia muchos y muchas dirigentes sindicales de la Argentina y de la región. Estaba Hugo Godoy, secretario general de ATE; Víctor De Gennaro, histórico dirigente de la ATE, la CTA y la CLATE; Ricardo Peidro y Daniel Jorajuría, de la CTA Autónoma; Marta Maffei, ex diputada nacional y dirigente histórica de los docentes argentinos; Horacio Fernández, dirigente de la ATE y la CLATE; Osvaldo Iadarola, titular de los telefónicos de FOETRA y también Nora Cortiñas, de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

 

En representación de la CLATE estuvo su presidente, Julio Fuentes; uno de sus fundadores, Luis Iguini, de Montevideo, Uruguay; Raúl de la Puente, histórico referente de la ANEF de Chile, Matilde Abín, dirigente de la COFE uruguaya y CLATE, y Rodolfo Romero del Consejo Politico Consultivo de la CLATE

 

Antes de comenzar el acto de presentación, se proyectó un audiovisual elaborado por el equipo de prensa de la CLATE en homenaje a uno de sus fundadores. En ese sentido, Julio Fuentes expresó su agradecimiento a Custer “por tu ejemplo, por tu hombría de bien, porque siempre estas, en las buenas y en las malas”.

 

Por su parte, su hijo Ignacio Custer, también expresó su orgullo y agradeció a su padre que “nos haya permitido plasmar en este libro mucho de su militancia, de lo que nosotros mamamos desde chicos, y también de lo que significó la familia”.

 

El escritor del libro, Marcelo Paredes, hizo primero un resumen de los casi 40 libros que tanto ATE como la CTA han publicado en estos últimos 12 años y subrayó la iniciativa de Julio Fuentes, quien hace ya siete años, cuando era titular de la ATE, tomó la iniciativa para que el gremio de los estatales argentinos tuviera su propio stand en la Feria del Libro. También agradeció a los que colaboraron con el libro, especialmente a Cora Rojo y Nahuel Croza.

 

“Esta es la historia de un hombre humilde, hijo de un trabajador que llegó a la Argentina y forjó a su familia con trabajo y esfuerzo. Un hombre que milita desde su adolescencia, que fue dirigente sindical, también partidario y también diplomático. Visitó cerca de 100 países, le dio la mano a cinco de los últimos seis Papas, conoció a hombres y mujeres destacados de la cultura y la política de todo el mundo, y sigue militando”, recordó Paredes. Y concluyó: “Lo mejor que me deja esta experiencia es poder decir que me gané su cariño. Poder decir que Carlos Custer es un amigo”.

 

En representación de la CLATE, Lui Iguini recordó algunas de las anécdotas que compartieron con Custer hace más de 50 años en Chapadmalal, Argentina, cuando se fundó la CLATE. “La nuestra es una organización que nació integrada por las más diversas orientaciones sindicales y políticas y que ha superado todo tipo de crisis. Por eso decimos que vive hace 50 años mejor que el primer día”, reconoció. Además, resaltó que lo más importante, en tiempos de avance del neoliberalismo en la región, es que “las organizaciones también tienen que saber autodefenderse. Tenemos que fortalecer la unidad y los principios de solidaridad con nuestros compañeros. Como hicimos en aquel año, cuando nadie creía en nosotros. Por eso hoy felicito a Carlos ¡salud compañero!”.

 

También saludaron la iniciativa del libro y a Carlos Custer en particular el titular de ATE, Hugo Godoy, quien lo reivindicó como “un instrumento para las nuevas generaciones e ir construyendo los puentes de plata intergeneracionales que necesitamos en la Argentina y el  mundo”. Para Peidro, titular de la CTA-A Custer siempre “es una referencia” y una necesidad “saber que piensa Carlos para saber si estamos haciendo las cosas bien”.

 

Antes de dar la palabra al protagonista del libro, el histórico dirigente de la ATE y la CLATE, Víctor De Gennaro elogió a quien él llama su “hermano mayor”. “Carlos es un símbolo de lo que es ser un constructor de poder y de unidad popular. Carlos es la familia, es Gloria, es ATE, es el colectivo. Porque uno es también gracias a los demás. Y eso Carlos lo vive naturalmente. Por eso siempre digo que tengo la suerte de tenerlo”.

 

Finalmente, Custer fue el orador central del acto. “Estoy abrumado… nos trajeron engañados, porque iba a ser la presentación de un libro no un homenaje”, comenzó diciendo. El dirigente agradeció a Paredes y los editores del libro, a su familia, a Víctor De Gennaro y Norita Cortiñas, a Iguini y De la Puente, a la Asociación Trabajadores del Estado y a todos los que estuvieron presentes y los que colaboraron y no pudieron esta ayer. “También quiero saludar a Julio Fuentes, que tiene muchas consideraciones conmigo y está haciendo un trabajo extraordinario en toda América Latina, porque la CLATE sigue fuerte a pesar de todos los embates de estos tiempos de neoliberalismo y ajuste”.

 

“En estos años he conocido muchos países, regiones, situaciones particulares, personalidades políticas, religiosas y sindicales. Y es cierto, tengo que ser un agradecido. Pero la historia no nace cuando uno llega ni termina cuando uno se va. Somos parte de una corriente y cada uno aporta lo suyo en esa corriente de los hombres libres que buscan justicia y libertad”, dijo también Custer.

 

Y agregó: “Este libro no es una biografía ni tampoco mis memorias. Son pinceladas, apuntes, muy bien escritos por Marcelo. Pero para mí no es tan importante lo individual, sino las acciones buenas y las transformaciones colectivas. Por eso tenemos el desafío de ver cómo horizontalizamos nuestra voz para cambiar esta correlación de fuerzas y no caer en la resignación”.



Compartir en FB
<anterior            próxima>