Noticias
GUATEMALA
Cremonte y Alpirez se reunieron en Guatemala

2019-04-05

Preocupa la criminalización de la negociación colectiva


A través de su asesor letrado, Matías Cremonte, quien estuvo en Guatemala en marzo y visitó a los dirigentes y abogados detenidos, la CLATE expresó su preocupación por la criminalización del ejercicio de un derecho fundamental como la negociación colectiva.


Prensa CLATE


A pesar de la liberación de los dirigentes sindicales a cambio de una fianza, los procesos penales continúan su curso. Y el asesor letrado del sindicato de la salud de este país, la SNTSG, continúa detenido. “Ya nos hemos pronunciado sobre esta grave situación, incluso con pedidos de intervención directa a la OIT”, recordó Matías Cremonte, abogado de la CLATE y Vicrepresidente Regional de la Asociación de Abogados Laboralistas de América Latina (ALAL).


El letrado explicó también que “las acciones judiciales promovidas en sede laboral contra los sindicatos representativos de trabajadores del Estado, que intentan anular los pactos colectivos, constituyen una severa lesión a la libertad sindical, derecho humano fundamental que el Estado debe garantizar, lo cual se encuentra bajo estudio de la OIT (Caso 3179)”.

 

“Resulta por demás inaudito que este tema, del orden estrictamente laboral, es decir, acerca de la discusión sobre la validez de los pactos colectivos, haya derivado en un proceso penal”, informó Cremonte y reconoció: “La conducta de los imputados estuvo amparada en la legislación laboral, no existe delito alguno en el legítimo ejercicio de un derecho por parte del sindicato y de sus asesores legales”.

 

En efecto, la detención del doctor Javier Méndez Franco y la orden de captura del doctor César Landelino Franco López, ambos miembros de ALAL, resultan de una arbitrariedad manifiesta, al tiempo que una grave restricción a la libertad sindical. “Desde nuestra exigimos el respeto por el Estado de Derecho y la garantía de las libertades democráticas, en el entendimiento de que debe ponerse fin a esta persecución penal y encausar la controversia en su jurisdicción natural, esto es, la justicia laboral”, sentenció Cremonte tras visitar al letrado detenido y expresarle la solidaridad de la CLATE.

 

En ese sentido, la Cámara de Apelaciones en lo Penal debe resolver a la brevedad el planteo de “prejudicialidad” interpuesto por el sindicato. En caso de resolverse favorablemente, los detenidos deberían recuperar su libertad, y los procesados serían exculpados, por lo que se espera con mucha expectativa el veredicto.

 

En ese marco, y tras reunirse con Cremonte, el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG), Luis Alpirez, expresó que “el movimiento sindical guatemalteco se retiró de las mesas tripartitas que impulsa la OIT en Guatemala hasta tanto la representación empresarial no retire sus denuncias, y el poder judicial garantice el libre ejercicio de la libertad sindical. La mesa en la que nos sentemos debe estar limpia, y eso incluye el cierre de toda causa penal”.

 

Finalmente, Cremonte expresó: “Las libertades democráticas no están garantizadas en Guatemala, existe una verdadera extorsión para que las organizaciones sindicales claudiquen de sus legítimos derechos colectivos, y eso es inaudito”.


Compartir en FB
<anterior            próxima>