TRATADOS DE LIBRE COMERCIO

2015-06-30

URUGUAY: Continúan los debates sobre los riesgos de ingresar al TISA


En el marco de un nuevo foro debate auspiciado por PIT CNT respecto al Acuerdo sobre Comercialización de Servicios (TISA) se abordaron las características del tratado y las consecuencias que puede traer para la economía y la sociedad uruguaya.



Organizado por la Fundación Vivian Trias, y con el auspicio de PIT CNT, se llevó a cabo este lunes el 42° Foro Debate “El TISA y el regionalismo abierto en cuestión. Caracterización y posibles riesgos para la economía y la sociedad uruguaya”. La reunión se desarrolló en la sede del Instituto Nacional de Impresiones y Publicaciones de Montevideo y contó con la participación destacados panelistas. Roberto Kreimerman (ex Ministro de Industria, Energía y Minería de Uruguay) y Natalia Uval (periodista de “La Diaria”) intercambiaron su mirada crítica con Marcel Vaillant (Profesor de Comercio Internacional e Integración Económica de la Fac. de Ciencias Sociales - Udelar). A pesar de estar invitados a presentar su posición, ningún miembro de la Cancillería uruguaya asistió al encuentro.

 

El secretismo y la falta de una discusión seria sobre el TISA de cara a la comunidad fueron los aspectos destacados por Uval, quien señaló como grandes ausentes del debate público a los partidos políticos y los medios de comunicación. La periodista de La Diaria criticó la posición de los grandes medios que ocultan el tema o se refieren al tratado como instrumento, sin reflexionar sobre el lugar que debe ocupar la política exterior uruguaya o el modo en que el país debe insertarse en el mundo. En el mismo sentido expresó “dicen que los que hacemos críticas debemos dejar de lado posiciones ideológicas y pensar pragmáticamente, pero se trata de una discusión estratégica para el país que es totalmente ideológica”.

 

Como contrapunto a las miradas críticas al TISA, Marcel Vaillant relativizó que las negociaciones se realicen en secreto y argumentó que es una decisión de cada Estado difundir o no el avance de las negociaciones que lleva adelante. Asimismo afirmó que no existe nada nuevo en el TISA que no existiera ya en otros acuerdos sobre servicios que ya suscribió Uruguay y aseguró que un tercio de los empleos del país dependen del área de servicios.

 

A su turno, Kreimerman destacó que el lugar que ocupan los servicios en la economía está relacionado con el modo en que se articulan las cadenas de valor, donde producción y servicios forman parte del mismo proceso. El ex Ministro del Frente Amplio explicó que desde la crisis económica del ´73 los países desarrollados iniciaron un proceso de fragmentación y relocalización de sus procesos productivos, que implicaron la destrucción de los tejidos industriales y su reestructuración. En ese sentido destacó que las disputas de hoy son por la gobernanza o control de esas cadenas de valor, donde los procesos productivos distribuidos globalmente deben ser lo más eficientes y con el más bajo costo posible. “La inversión extranjera se moviliza guiada por la relocalización de esos eslabones de la cadena de valor en la búsqueda de menor costo y mayor beneficio”, explicó y agregó “necesitamos decidir dónde nos insertamos en ese proceso”.

 

Para finalizar Kreimerman criticó que Uruguay llegue al TISA habiendo resignado la discusión en la OMC sobre la eliminación de los subsidios agrícolas en los países desarrollados y que en cambio se sume a las negociaciones secretas impulsadas por EE.UU. y la U.E. por fuera de ese ámbito multilateral. Del mismo modo destacó como aspectos negativos del TISA las “cláusulas trinquete”, que impiden a un país que haya suscripto el acuerdo dar marcha atrás con cualquier medida de desregulación que haya implementado, así como también, el uso de “listas negativas”para definir los servicios que se incorporan a la negociación, dado que de ese modo se deja abierta la posibilidad de que todo servicio no enumerado y que se desarrolle a futuro quede incluido en el acuerdo.

 


Compartir en FB
<anterior            próxima>