12/12/2017

Sindicalistas y abogados laboralistas dijeron NO a la OMC


En el marco de las actividades contra la llegada de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a Buenos Aires, la CLATE realizó este lunes 11 de diciembre una charla-debate sobre “Los derechos laborales en el marco de la liberalización comercial”. El encuentro, organizado en conjunto con la Asociación de Abogados Laboralistas (AAL) de Argentina y la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Abogados Laboralistas (ALAL), contó con la presencia de abogados especialistas en el tema y dirigentes sindicales de distintos países de América Latina.


Prensa CLATE


La actividad se llevó a cabo en el hotel Héctor Quagliaro de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), organización que integra la CLATE, en el marco de la Cumbre de los Pueblos convocada por organizaciones sindicales y sociales como contrapartida a la 11ª Reunión Ministerial de la OMC, que se realiza del 10 al 13 de diciembre en Buenos Aires.

 

El evento comenzó con la proyección de un video explicativo producido por la CLATE como parte de la campaña de información y repudio impulsada por la Confederación ante la llegada de la OMC a la Argentina.

 

A continuación, tuvo la palabra la presidenta de la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas (ALAL), Luisa Fernanda Gómez Duque, de Colombia, quien abrió el encuentro con estas palabras: “¿Qué tal si alzamos nuestra voz, empuñamos nuestras manos, disponemos pensamiento y acción para decir que no estamos interesados en copiar modelos de desarrollo que empobrecen la existencia y devastan el planeta, y que no estamos dispuestos a ubicarnos en la escala mundial como subalternizados?”. Y añadió: “Todas las reflexiones de este encuentro redundarán en evidencia de que el actual modelo económico político y social es insostenible”.

 

Por su parte, el presidente de CLATE, Julio Fuentes, señaló: “O inventamos o erramos. Y creo que el movimiento de los trabajadores estamos en ese punto de inventar o errar. Nuestras organizaciones no pueden quedar como testigos o víctimas frente a esta avanzada fenomenal del capital, de los grandes grupos patronales y de gran parte de los gobiernos sobre el trabajo. Tenemos que ser capaces de adaptar nuestras organizaciones a esta batalla contra el capital, que no sólo pone en riesgo nuestras condiciones laborales, sino que pone en riesgo la propia existencia del planeta y de la especie humana. Hay que construir una fuerza que sea capaz de detener ese avance”.

 

A su vez, el presidente de la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas (AAL) de Argentina, Matías Cremonte, expresó: “Hoy nuestros gobiernos están discutiendo reformas laborales que siguen perforando el derecho del trabajo y anulando las conquistas de los trabajadores para abaratar los costos. Encuentros como éste ponen sobre la mesa que el movimiento obrero no sólo tiene la responsabilidad de pelear contra las reformas laborales y los TLCs, sino que también tiene la responsabilidad por la supervivencia de la humanidad, un poco más justa. Es un orgullo estar acá y seguir acompañando las luchas de los trabajadores”.

 

TLCs y reformas laborales

 

El primer panel, integrado por abogados laboralistas y moderado por Luis Enrique Ramírez, ex presidente ALAL, tuvo como temática central los “Tratados de Libre Comercio y las reformas laborales regresivas”.

 

El primer orador fue Daniel Parrilla, abogado de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) de Uruguay, quien afirmó que los TLCs son los nuevos instrumentos del capitalismo y analizó las consecuencias del Tratado de Libre Comercio firmado entre su país y Chile. “Estos instrumentos internacionales de dominación están estableciendo normas que terminan delimitando la soberanía nacional, y eso repercute en el derecho del trabajo porque impiden aspectos fundamentales de la economía de un país. Hay que ver cómo nos paramos los trabajadores ante estas situaciones tan graves que implican estos tratados”.

 

A continuación, la presidenta de ALAL, Luisa Fernanda Gómez Duque, quien también integró este panel, habló del TLC firmado entre Colombia y Estados Unidos y presentó algunos datos sobre la situación actual del mundo del trabajo en Colombia. “Los TLCs abren las fronteras para la libre circulación de mercancías, pero las cierran para la circulación de seres humanos. Hacen parte de una manera de concebir el mundo propia del capitalismo. La política de libre mercado es la causante de la actual crisis en el mundo del trabajo”, reflexionó.

 

Por su parte, el director de la ALAL, Maximiliamo Nagl Garces, proveniente de Brasil, se refirió a la reforma laboral “sin precedentes” impulsada por el gobierno de Michel Temer y agradeció, entre aplausos, la solidaridad de los pueblos de América Latina con la lucha de los trabajadores brasileños ante estas medidas. “Este evento es un excelente ejemplo de internacionalismo y de organizar a los trabajadores de forma creativa”, manifestó.

 

La encargada de cerrar el panel de abogados laboralistas fue Carmen Espinoza, secretaria de Derechos Humanos Laborales de la ALAL, de Chile. “Mi país no es la maravilla que se cuenta y en este momento tiene acuerdos con 64 mercados del mundo. Se dice que Chile es el país que tiene más tratados de libre comercio y es la economía más abierta que hay en el mundo. A eso se suma que tiene una Constitución que asegura que el Estado sea pequeño y subsidiario, y que el que manda es el mercado”, explicó.

 

Desafíos para el sindicalismo

 

La actividad prosiguió con un segundo panel, moderado por la secretaria general de AAL, María Paula Lozano, en el cual representantes gremiales se encargaron de reflexionar sobre los “Desafíos para el sindicalismo ante el nuevo orden neoliberal”.

 

El primer panelista, Daniel Yofra, secretario general de la Federación de Trabajadores Aceiteros de Argentina, afirmó: “El Gobierno argentino es un gobierno de patrones, que piensa como patrón, y no va a cambiar de rumbo si no los forzamos, si no nos organizamos. Tenemos que reactivar nuestras herramientas históricas, como las asambleas, las movilizaciones, la huelga. La única manera que tenemos de enfrentar al capitalismo es organizándonos adentro de las empresas”.

 

Sergio Arnoud, secretario general adjunto de la CLATE y dirigente de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB), también se refirió a las reformas laboral y previsional implementadas por el gobierno brasileño. “La reforma laboral se aprobó en un día y derribó conquistas centenarias. Flexibilizó la legislación, precarizó el trabajo, permitió la tercerización ilimitada, eliminó el financiamiento de las organizaciones sindicales y alejó a los sindicatos de la negociación colectiva”, explicó. Y agregó: “Estos acuerdos que se negocian en la OMC representan la pérdida de soberanía nacional, determinan pérdidas económicas impresionantes y generan desempleo porque transfieren los empleos para afuera”.

 

Percy Oyola Paloma, vicepresidente 3º de CLATE y presidente de la Unión de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos de Colombia (UTRADEC), dijo que “hay que repensar el modelo de organización sindical” ante las normas impuestas por los Tratados de Libre Comercio y llamó a construir sindicatos “incluyentes y solidarios”. Asimismo, defendió la necesidad de “avanzar en el tema de la unidad de acción y la unidad en la diversidad”.

 

Por su parte, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina, Hugo Godoy, afirmó que “debemos reinventar la democracia y construir otra legalidad, y eso sólo se puede hacer en las calles y con la unión de nuestros pueblos”. También hizo un llamado a no abandonar “el paradigma de una nueva sociedad que no sea el capitalismo”, para que “América Latina y el Caribe vuelvan a ser el laboratorio de un nuevo afán civilizatorio y que juntos podamos alumbrar nuevos caminos”.

 

Por último, Jorge Castro, secretario general de la Unión de Empleados y Técnicos de las Telecomunicaciones (UETTEL) de Argentina y director de Organización y Gremial de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, destacó: “Es importante unir fuerzas para frenar un gobierno neoliberal, como en el caso de Macri. Hay que unirse en el lugar de trabajo, estar en la base, convocar a elección de delegados, discutir con los compañeros. La unidad es la única manera para frenar esta crisis”.


El encuentro concluyó con una intervención musical del rapero Daniel Devita, quien interpretó el tema “NO OMC”, especialmente elaborado para esta jornada de acciones y movilizaciones en Buenos Aires. 


Compartir en FB